Malala: La Valentía tiene nombre de mujer

Publicado: octubre 25, 2013 en ACTUALIDAD
Etiquetas:, , , , , ,

Amalia Rosado

malala2Ya solo el título “Hay que morir alguna vez en la vida” nos produce la sensación de importancia que la entrevista, realizada por la escritora Rosa Montero a la candidata al Nobel de la Paz, va a ser especialmente conmovedora.

Pese a lo mediático de la persona entrevistada, Malala, la adolescente paquistaní que fue atacada por los talibanes por defender el derecho de las niñas a ser educadas, se muestra en sus respuestas como una persona sin odio, que de alguna manera acepta su destino de mártir y que aprovecha el altavoz mediático que su situación vital ha producido en occidente. Es consciente de que sus palabras y respuestas tendrán eco y que es su lucha, más que su propia persona, lo que de verdad importa y debe transmitirse a los medios de comunicación. En pocas ocasiones como esta es de agradecer la excesiva nacionalización de los medios en casos particulares y es que, desgraciadamente para ella pero afortunadamente para miles de niñas musulmanas, el atentado que Malala sufrió ha servido de desencadenante para una campaña de marketing y publicidad que difícilmente podría haber costeado ONG alguna, por muy ocurrente o muchos recursos que hubiera podido tener.

La inteligencia que emana de sus respuestas está al servicio de una causa, sin duda justa e importante, que, de alguna manera ha devorado a la persona para dejar paso al personaje, a la heroína, a la valiente luchadora por los derechos de la mujer. Paradójicamente, es ella y no tanto el activismo tradicional o las excentricidades (necesarias, por otra parte en un mundo donde toda acción reivindicativa parece manida o insignificante) de las militantes de FEMEN, la que ha dado un impulso definitivo hacia la alfabetización de las mujeres musulmanas en los países de esta creencia que puedan permitírselo, ya que hay otros que son estados fallidos y tienen problemas estructurales que hacen que este, pese a su indudable importancia, pase a un segundo plano.

La culturización de la mujer es un escalón fundamental para conseguir su emancipación y ese hecho, todavía inalcanzado en occidente, es especialmente difícil en el tercer mundo islámico. Además, Malala no es una reaccionaria a todos los niveles, no es alguien que chirríe y se muestre como un elemento divergente y marginal entre la sociedad de su país, no es una mujer occidentalizada y de fundamentos ideológicos laicos, es una buena musulmana y alguien de la que millones de sus compatriotas, hombres y mujeres, se sienten orgullosos y toman como ejemplo. Es esa hija que los padres quisieran tener, esa vecina que mejora cualquier comunidad. Eso la hace más útil para su pueblo y evidentemente más peligrosa para sus enemigos.

Que Alá la proteja.

Ver entrevista

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s