Posts etiquetados ‘estereotipos’

Laura Aguilar  @LauretaAguilarH

Hoy queremos presentaros el reportaje Miss Representation.  Esta producción se estrenó en el programa de Oprah Winfrey en noviembre de 2011 y su emisión se convirtió en toda una llamada a la acción que obtuvo respuesta inmediata en Internet. A España llegó en 2013 por La 2 de TVE y en ella han participado importantes educadores, intelectuales, periodistas y actrices apostando por un cambio radical hacia una sociedad  donde los hombres dejen de sentirse amenazados por el acceso de la mujer a ámbitos tradicionalmente masculinos.

A veces no somos conscientes del poder que los medios de comunicación ejercen sobre nosotros prácticamente desde nuestro nacimiento. En ellos, la mujer es presentada de forma irreal y superficial, concentrando el mayor número de estereotipos sexistas posibles, atribuyéndosele unos roles claramente marcados y cosificándola. Las personas más jóvenes, claramente expuestas a los medios, interiorizan sin darse cuenta estos estereotipos, censurando a quién no cumple con los patrones marcados.

La publicidad y los medios de comunicación, se sirven de la inseguridad para generar ventas. El culto a la belleza y a unos modelos de mujer totalmente irreales ayuda a los garantes del capitalismo a seguir ganando dinero, además de que contribuye fuertemente a mantener las desigualdades entre los géneros.  Además en los medios de comunicación y en otros campos relevantes de la vida pública, como la política , el número de mujeres sigue siendo extremadamente bajo  o en los peores casos, inexistente. Así, el resto no encuentra ningún modelo de referencia más allá del patrón/estereotipo que les dice que su única forma de tener poder es ser guapas y delgadas, además de convertirse en la “mujer perfecta” que los roles de género de la “feminidad moderna” marcan.

Como ya he dicho, si no se ve la representación, si no contamos con mujeres en puestos importantes, si continuamos legitimando esta imposición social de género, en que se disuade a las mujeres de acceder al poder defendiendo que el liderazgo es algo ” de hombres”, lo que están percibiendo las mujeres de toda la humanidad es que no pueden ser eso, “porque no pueden ser lo que no existe”. Asimismo, a las pocas que logran acceder a  puestos de cierta influencia, véase una senadora o una directora de informativos, se las cuestiona y se llega incluso a dudar de su cualificación sólo por el hecho de ser mujeres.

Considero que el cambio debería comenzar por empezar a crear nuestra propia visión del personaje femenino, por exigir a los medios su responsabilidad (y que estos dejaran de esconderse detrás de la “libertad de expresión” para continuar legitimando un modelo erróneo) y a los gobiernos que legislen por y para mejorar esta situación de forma real.  Debemos aportar nuestras muchas perspectivas de mujer para dejar de oír la versión masculina  de nuestra propia historia y que así todas podamos pasar a descubrir nuestro verdadero poder.

Y, como bien dice el reportaje, dejar de lado los prejuicios y  vivir según  nuestra propia visión de lo que puede ser una mujer.

Anuncios

¿Qué significa ser mujer?, ¿cómo se construye ese rol?…
Esperamos que con este vídeo os quede claro como se construye socialmente esa imagen de mujer perfecta.

Alina Nita @91Alina

Realmente no sé por dónde empezar. Hay tanto que decir y a la vez tan poco. He de asumir que la vergüenza se asoma cada vez que hablo sobre esto.

“Beat the blondes” es un programa televisivo originado en Estados Unidos y que basa su estrategia de audiencia jugando con los estereotipos y las ideas preconcebidas sobre las mujeres rubias. En América no gustó mucho el formato, no obstante muchos países decidieron hacer su propia versión.

Sin título

Fuente: Wikipedia

“Te pui cu blondele?” es la adaptación rumana de este pésimo programa de televisión emitido en Antena1,  la segunda cadena privada más vista de Rumanía. Ha logrado un éxito tan rotundo que tiene un 8.4% de audiencia entre el público de 18+.  Normalmente, se dice que los medios de comunicación, son el simple espejo de su sociedad. Mucho me temo que esto a veces es así.  Un poco de historia no nos vendría mal para poder situarnos.

En 1989, Rumanía estaba viviendo su último año como país gobernado por un régimen comunista. 20 años de pura represión. La política económica y de desarrollo de Nicolae Ceaușescu (inclusive los gigantes  proyectos constructivos y un régimen de austeridad que permitió a  Rumanía saldar toda su deuda externa) era la responsable de la penuria propagada por todo el país. El 22 de diciembre de 1989, la ejecución de  Ceausescu junto a su mujer es retransmitida por televisión. Libertad, a partir de ese día. Se privatizaron los medios de comunicación y ya no hubo un solo impedimento más. Los años que le siguieron fueron años de re estabilización social y económica. Le siguieron la prosperidad. Pero no duró mucho y en 1998 el pueblo no puede soportar más los grandes abusos del poder, que enmascarados por una mejora salarial y más libertad individual se cebaron con la sanidad, educación e hicieron la vista gorda a la corrupción en todos los ámbitos posibles. De los 21 millones de rumanos, 3 de ellos ya vivían fuera en 2007. Realmente la crisis ha sido continua.

Con un panorama así, los rumanos agacharon la cabeza, y se fueron.

Y el papel de la mujer tanto en los medios de comunicación como en la vida real ha empeorado. No es que antes tuviera todos los derechos del mundo, pero se intuía como una mujer socialista. Productiva (tenía que tener un trabajo) y reproductiva, necesariamente debía ser madre para ser mujer). En cambio ahora todos los estereotipos que puedan haber en la sociedad global, los concentra la cultura rumana en torno a la mujer. Y lo peor, y lo que más terror me da, es que está tan interiorizados que forma parte del escenario rumano sin que nadie, o ni siquiera nadie se moleste.

¿Cómo me doy cuenta de todo esto? Porque estás cosas no solo se permiten fuera, sino que los medios de comunicación las refuerzan. El programa que antes os comentaba, “Te pui cu blondele” es un programa basado en los estereotipos de la mujer rubia. Muy guapa, pero pobrecita mía, muy tonta. El espacio tiene unas reglas muy básicas: cincuenta mujeres espectaculares forman un círculo en el que hay un hombre, como no centro del universo. El personaje masculino, se enfrentará a ellas en una lucha de cultura general.

Por si no fuera poco, las mujeres suelen ser profesionales del sector de la docencia, sanidad, jurisprudencia, etc., pero que inexplicablemente,  son tan tontas que ni siquiera saben contestar preguntas obvias. Misteriosamente, otra vez, las mujeres están medio desnudas. Normalmente visten trajes de baños y collares hawaianos. Perplejidad. Aparentemente, no hay relación alguna. Y ahora sí que no. Pero esto no es todo, no. Durante todo el concurso, las mujeres lanzan todo tipo de insultos al contrincante masculino. Insultos como, “gordo”, “feo” se repiten constantemente. Esto también se puede interpretar como que las mujeres, incapaces de batir a su rival en inteligencia, se aprovechan de su apariencia para atacarle. Y el presentador participa activamente.

Aquí podeis visionar el comienzo del programa: http://www.youtube.com/watch?v=739h2SR76HE

Rompiendo las cotas de audiencia entre el público joven, se me hace muy difícil hacer el pronóstico que tanto temo que es cierto: la sociedad que desperdicia el tiempo en visionar este programa, nunca se ha parado en intentar hacer una mínima crítica. En preguntarse si sospechosamente las mujeres, que en su sano juicio ejercen unas profesiones (enfermeras, doctoras, abogadas, profesoras) que indudablemente les ha capacitado para cuestionar de una forma u otra el día a día en la sociedad, se lancen a este tipo de concursos.

El público de la sala,  devoto, lanza improperios a todo el mundo. Menos al presentador. Una jauría que escupe veneno por la boca por unas míseras monedas y que vulnera los derechos de las personas y de las profesiones que ellas, supuestamente ejercen.

A lo largo del programa, van eliminando mujeres para demostrar que nada puede al hombre, ni siquiera 50 bellezas inteligentes. Bueno, perdonad, es que son rubias.

Y más escandalizados nos hallamos, cuando vemos que la misma edición la adaptan a los niños. Se repite la misma regla, las niñas en círculo y el niño en el medio. Bueno, pero las niñas ya no son rubias, ahora ya vale cualquier color. Cincuenta niñas rubias no las encuentras fácilmente. De esta manera, cumplimos un estereotipo más. Las mujeres son más tontas que los hombres, sí, y de muy pequeñas, ah, y da igual el color de pelo.

Edición para niños: http://www.youtube.com/watch?v=acGzfafS27M

Programas que se destinan a la audiencia infantil-juvenil juega peligrosamente con las mentes crudas de los niños. Y por supuesto, de los adultos. A estos los manipulan, y los atolondra de tal manera, que seguro que lo único que pueden decir es, “lo he visto en la tele”. Pero nada parece importar. Mientras sea fácil sacar dinero manipulando a una población realmente tan ingenua como para tragarse estos programas tan denigrantes, Rumanía no avanza. Las cosas se ven de diferente manera, pero una vez dentro, la tradición, los prejuicios y la violencia se imponen a cualquier rayo de sensatez.

Están entre nosotros

Publicado: octubre 18, 2013 en CULTURA
Etiquetas:, , ,

Alina Nita @91Alina

“Vale. Me habéis pillado. Lo confieso: yo estoy entre vosotros. Soy gitano. Pertenezco a la principal minoría étnica de nuestro país, con más de 850.000 personas. Y un programa de TV va a tratar de sacarme a la luz.”

Seguir leyendo… http://yorokobu.es/gitanos-estan-entre-nosotros/

Este artículo está publicado en la revista YOROKOBU, revista de tendencias fundada por cuatro amigos que querían leer- aquello que no está en la web– . Y es así como se ha consolidado. El artículo anterior, crítica de una manera u otra los estereotipos que los medios de comunicación intentan imponer en este caso al colectivo gitano. Un reflexión profunda que merece nuestra atención. Sólo, disfrutádlo.