Posts etiquetados ‘maltrato’

Laura Aguilar  @LauretaAguilarH
 
Los adolescentes replican los patrones machistas que pueden conducir a situaciones de violencia.
 Las redes y el móvil facilitan las situaciones de control.
 
 Un 21% de los adolescentes españoles está de acuerdo con la afirmación de que los hombres no deben llorar. Uno de cada cinco cree que está bien que los chicos salgan con muchas chicas, pero no al revés. El 12,8% no considera maltrato amenazar —o recibir amenazas— en caso de que su pareja quiera romper la relación. El sexismo y los estereotipos de género perviven entre los adolescentes españoles. Y el retrato robot de cómo son y cómo viven sus relaciones muestra que, además, no son conscientes de ello. Conocen el discurso y la información sobre violencia de género, pero no la trasladan a su vida. La radiografía es llamativa: el 4% de las adolescentes de entre 14 y 19 años han sido agredidas por el chico con el que salen o salían; y casi una de cada cuatro confiesa que su novio o exnovio las controla hasta el punto de fiscalizar con quién hablan o como visten. Control, relatan, a golpe de Tuenti y WhatsApp.

Continuar leyendo.

1384895182_866639_1384895240_noticia_normal

Amalia Rosado

Las denuncias por violencia machista descienden un 4 % en el primer semestre del año.

maltratoA fecha de hoy y con 40 muertes por violencia machista es difícil interpretar un descenso del 14 por ciento en esta estadística como algo positivo. Son demasiadas, todavía demasiadas, siempre son demasiadas.

La pieza de Radio Nacional de España que traemos a análisis a nuestro blog está llena de estadísticas, estas son sin duda importantes para dimensionar y valorar objetivamente la extensión y el calado del maltrato machista en la sociedad del estado español.

Pero detrás de las cifras, de estos números aterradores, se esconde un drama humano, vital y real, que parece diluirse entre porcentajes y aritméticas interpretaciones. La presidenta del Observatorio contra la violencia doméstica y de género, Inmaculada Montalban, nos da un dato que es, sin duda , el mas clarificado e importante de toda la noticia, seiscientas mil mujeres en España son víctimas de la violencia machista y algo menos de un cuarto son las que denuncian. Eso significa que hay 450.000 mujeres maltratadas que son invisibles, que no aparecen en ninguna otra estadística y que se enfrentan solas y en silencio a este lacra social.

De ellas solo se hablará si, desgraciadamente, transcienden de una estadística a otra, de la de víctimas silenciosas a la de víctimas mortales, será entonces cuando se les pondrá nombre y se sabrá de ellas, habitualmente con una pieza, desgraciadamente ya plantilla de muchos diarios y publicaciones, donde dirá, como otras muchas veces, que no habían presentado denuncia alguna contra su pareja y que no se conocían antecedentes de este maltrato.

Otro dato a tener en cuenta es la relación entre descenso en las denuncias por violencia (que no significa descenso en los casos, solo en las denuncias) y crisis económica. Esto esconde la perversa realidad de que muchas mujeres maltratadas deben de contener su denuncia y mantenerse al lado del maltratador ante la inexistencia de políticas reales (esas que son más que un papel mojado, esas que detrás llevan y contienen recursos económicos y humanos. El descenso en la dotación económica de las casas de acogida o de los proyectos de emancipación para mujeres víctimas del maltrato. Los recortes, de los que casi siempre vemos estadísticas, también esconden personas, dramas humanos, y tienen como producto final violencia y muertes.

La crisis por tanto, esconde en su estadísticas realidades y nos ofrece, pese a lo cuidado de la recopilación de datos, resultados falseados.

Que haya menos muertes y menos denuncias no es resultado de que las políticas proactivas estén funcionando maravillosamente. Es más bien que cientos de mujeres eligen apretar los dientes y seguir sufriendo violencia machista en el ámbito domestico a sufrir una violencia sistémica de abandono a su suerte, sin apoyos y recursos suficientes para ellas y sus hijos.

Audio de la entrevista aquí.